¿Sabías que la Segunda Guerra Mundial se considera como el comienzo de la cirugía plástica?  

Durante la guerra muchos soldados  quedaban heridos por metralla en la cara, o bien sufrían amputaciones en las extremidades  por lo que la cirugía tuvo por objeto la reconstrucción de miembros , injertos de piel y reconstrucción facial.

Durante la Primera Guerra Mundial, el dr. Harold Gillies fue reconocido como uno de los pioneros en cirugía plástica gracias a la reconstrucción de los rostros desfigurados de varios soldados británicos. Supuso un gran avance para la cirugía reconstructiva facial.

Y la primera mujer cirujana plástica fue la americana Alma Dea Morani. Cuestionada durante toda su trayectoria profesional por el hecho de ser mujer, demostró que la cirugía no era sólo cosa de hombres. Su lucha continuada por abrirse hueco y ser reconocida inspiró a muchas mujeres. También trabajó con soldados heridos en la Segunda Guerra Mundial y niños con malformaciones. El padre de Morani era escultor, conocido por esculpir las manos de los cirujanos. El amor de Morani por el arte, inspirado en las obras de su padre, la influyó para seguir su brillante carrera en cirugía plástica y reconstructiva.


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *